Londres, una ciudad NON STOP
londoneye

Pocas urbes en el mundo son capaces de presumir que la vida nunca se detiene ahí, son ciudades en las que todo el tiempo encuentras un lugar abierto, donde si quieres permanecer despierto las 24 horas siempre hay a dónde ir, y Londres es una de ellas y no tiene poco de ello; la capital de Inglaterra, que fundaron los romanos hace dos mil años, presume tal cualidad desde hace mucho, es el clásico ejemplo de metrópolis cosmopolita con la etiqueta de NON STOP.

Así es, ya por el año 1831 Londres era la ciudad más poblada del mundo, récord que le arrebataría Nueva York en 1925, aunque ya desde siglos anteriores era una protagonista, es una auténtica amalgama de culturas que desde siempre ha provocado que aquí la acción nunca se detenga.

No obstante su clima impredecible, la capital de Inglaterra es uno de los mayores receptores de turistas, gente que disfruta al máximo sus atracciones, como los innumerables museos, monumentos, hermosos parques y atractivas galerías de arte, o bien otros que conocen de sus grandes tiendas con productos de todas partes del mundo o de las más exclusivas firmas, ¡ah!, y para hacer justicia a la fama de Non Stop, pues hay quienes la visitan sólo para disfrutar de su inigualable vida nocturna.

Londres en el día, tradición, arquitectura, historia…

Sí, mucha historia es la que atesoran los muros de los antiguos edificios londinenses, como la Torre de Londres, con mil años a cuestas y por lo menos ocho siglos de ofrecer un diseño como lo puedes apreciar hoy.

Qué decir del London Mithraeum, un templo romano dedicado al dios Mitra del siglo III d.C. descubierto apenas en 1954 durante la construcción de un edificio en pleno centro de Londres y que se ha rehabilitado y abierto al público para que lo admire junto con 600 reliquias romanas halladas durante la excavación.

Otras opciones son esos museos de visita obligada gracias a los grandes tesoros que exhiben, como la National Gallery, la National Portrait Gallery, la Tate Modern y la Tate Britain Museum, o el British Museum (que te recomendamos conozcas en este recorrido), tan solo con esos recintos tienes para estar varios días en Londres, pero en esta urbe hay por lo menos 250 entre públicos y privados.

Las compras, una amalgama, paraíso para shopaholics

Desde los muy especiales Portobello Market (los fans de las antigüedades estarán encantados y que podrás recorrer en este tour) y el excéntrico Camden Market, donde las tribus urbanas se adueñan del lugar, hasta las exclusivas Bond Street y King’s Road, la cual cambió de ser calle privada de Carlos II a un espacio donde hallarás diseñadores y marcas únicas, Londres es un polo de atracción para quienes gustan de las compras, y en verdad necesitas una cartera muy abultada si planeas visitar toda la oferta de tiendas que tiene a tu disposición, ni más ni menos en la capital del Reino Unido encontrarás la tienda departamental más famosa del mundo Harrods, donde se presumía de que podías encontrar de todo, desde una aguja hasta ¡un elefante!, ahí en otro barrio comercial emblemático: Knightsbridge.

Aparte de los innumerables productos que ahí se venden, visitar su área gastronómica es un placer para el paladar, pues verás platillos de todas partes del mundo.

De la ‘aburrida’ comida inglesa a los sabores ‘exóticos’

Y, claro, después de recorrer la ciudad, y ya que hablamos de gastronomía, Londres ofrece una enorme variedad de opciones para consentir el sentido del gusto, en Borough Market tendrás a tu disposición comida de diversas partes del mundo, no olvidemos que los británicos han estado y aún tienen influencia en prácticamente todos los continentes y Londres concentra a mucha gente proveniente de esos lugares.

Jardines y palacios sin parangón

Así es, los jardines y palacios también son de visita obligada en la antigua Londinium, tal es el caso del Hyde Park, el Green Park y los Kew Gardens, donde enseguida se aprecia el cariño que tiene el londinense por sus espacios verdes, mientras que el Palacio de Buckingham –sí, ahí donde se realiza puntualmente el cambio de la Guardia Real– es un referente que a diario recibe miles de turistas; otro punto imprescindible es Kensington, que fuera residencia de Lady Di, así como Clarence House, donde vive el príncipe Carlos.

La noche londinense, única

Pero vayamos al motivo que le da el calificativo a Londres de Non Stop, su animada vida nocturna, el punto idóneo para conocer esta faceta es, sin duda Picadilly Circus, cuando la veas quizá pienses en un déjà vu, no, no, lo más seguro es que hayas visto alguna fotografía de ella pues es una de las más famosas plazas del mundo, con sus llamativos anuncios en neón y su vasta oferta de ocio y diversión.

Otros puntos interesantes son Covent Garden, con sus teatros y el Royal Opera House, y la también famosísima Trafalgar Square, con sus tradicionales pubs. Todo ello lo podrás conocer en un interesante paseo, insuperable porque es en tu idioma y está aderezado con ricas anécdotas de los lugares que visitas.

En verdad la sugerencia es que te tomes varios días para conocer mejor Londres, sí, su tráfico y las multitudes quizá te vuelvan un poco loco, y el clima todo el tiempo impredecible haga que siempre andes tapado, pero créenos, vale la pena, como subir al ya emblemático London Eye.

Información sobre el Artículo
Londres, una ciudad NON STOP
Londres, una ciudad NON STOP
¡ah!, y para hacer justicia a la fama de Non Stop, pues hay quienes la visitan sólo para disfrutar de su inigualable vida nocturna.
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario